Porra de naranja


-INGREDIENTES (2 personas):

- 4 naranjas de zumo
- 1 rebanada de pan *
- 1/2 diente de ajo
- 50 cc de aceite de oliva virgen
- Sal
- Semillas de cardamomo











PREPARACIÓN:

Comenzamos pelando y deshuesando dos naranjas, quitándole toda la parte blanca. Exprimimos las otras dos y las colocamos en el vaso de la batidora.

A continuación troceamos el pan, lo unimos a las naranjas para que se vaya ablandando.

Incorporamos el ajo, el aceite, las semilas de cardamomo y una pizca de sal, trituramos hasta obtener una textura fina y...¡listo!

* El tamaño de la rebanada nos va a dar una textura más o menos líquida, yo utilicé 50 g de pan de mijo.

Dulce de amaranto con crema de nueces

INGREDIENTES:
Para la base
- 50 g de amaranto
- Stevia en polvo para 4
- 400 cc de agua
- 2 dátiles 
- 1 palito de canela
- 1 cda de arándanos 
- 2 ciruelas
- 1 cda de pasas
  
Para la crema:
- 400 cc de leche vegetal
- 1/2 cdta de agar
- 1 cda de kuzu
- Stevia en polvo
- 2 cdas de nueces


PREPARACIÓN:

Para comenzar lavamos y ponemos a cocer el amaranto en el agua con la canela y la stevia duarante 25'. Troceamos los dátiles y las ciruelas y los incorporamos a la cocción en los últimos 10' junto a los arándanos, las pasas y el agar.

Retiramos la canela y repartimos en moldes individuales

Hacemos una crema disolviendo el agar y el kuzu con la leche vegetal . Lo calentamos durante cinco minutos y apartamos.

Añadimos las nueces machacadas y la estevia en polvo.

Vertemos la crema sobre la base de amaranto y...¡listo!

Crema de turrón

INGREDIENTES:

- 200 g de almendras peladas crudas
- 30 g de azúcar de coco 
- Stevia en polvo para 8 personas
- 2 cdas de sirope de ágave de bajo índice glucémico
- 400 g de tofu sedoso
- 1 lata de nata de coco 80%











PREPARACIÓN:

Antes de comenzar debemos tener la nata de coco refrigerada. Es conveniente que tenga un contenido de coco de al menos un 80%.

Tostamos las almendras a 200 ºen el horno durante unos 5' y dejamos enfriar.

Mientras tanto trituramos el azúcar de coco hasta que quede como azúcar glass. 

A continuación trituramos las almendras hasta que queden en polvo, añadimos el azúcar de coco, la Stevia y el sirope de ágave.

Al abrir la nata, separamos el agua de la pasta (debe estar bien fría para que pueda hacerse este paso). Utilizamos la parte sólida y la batimos con batidora de barillas hasta que quede montada.

Por otra parte, trituramos el tofu sedoso con una batidora de cuchillas, añadimos la pasta de almendras y trituramos.

Por último, mezclamos la nata con movimientos envolventes y...¡listo!

* Podemos usar una tableta de Turrón de Jijona en sustitución de las almendras, el azúcar de coco, la stevia y la cucharada de sirope de ágave.

Turrón de Jijona

INGREDIENTES (2 tabletas):

- 500 g de almendras peladas crudas
- 60 g de azúcar de coco 
- Stevia en polvo para 8 personas
- 1 cda de sirope de ágave de bajo índice glucémico (opional)












PREPARACIÓN:

Tostamos las almendras a 200 ºen el horno durante unos 5' y dejamos enfriar.

Mientras tanto trituramos el azúcar de coco hasta que quede como azúcar glass. 

A continuación trituramos las almendras hasta que queden en polvo teniendo cuidado de que no comiencen a soltar el aceite, añadimos el azúcar de coco, la stevia y el sirope de ágave.

Por último, prensamos en un molde y refrigeramos para que quede bien unido y...¡listo!

Sobrasada vegana

INGREDIENTES:

- 30 g de tomates cherry secos
- 20 g de pimientos secos
- 50 g de piñones o anacardos
- 3 hojas  de albahaca fresca
- 1 diente de ajo pequeño
- Pimienta negra recién molida
- 1 cdta de orégano
- 1/4 cdta de cardamomo en polvo
- 1/4 cdta de jengibre en polvo
- 5 cdas de aceite de oliva







PREPARACIÓN:


Comenzamos triturando los tomates y los pimientos secos con la ayuda de un molinillo de café o similar hasta que queden lo más fino posible.

A continuación, trituramos los *anacardos o piñones y unimos a lo anterior junto con el aceite y demás ingredientes. 


Volvemos a trituar todo y...¡listo!


* En el caso de los anacardos, nos quedará mejor si los dejamos en remojo previamente durante unas cuatro horas

Crackers sin gluten

INGREDIENTES:

- 250 g de harina de trigo sarraceno
- 250 g de copos de avena sin gluten
- 300 cc de agua
- 50 cc de aceite de oliva virgen
- 2 cdas colmadas de semillas de girasol
- 2 cdas de semillas de calabaza
- 2 cdas de sésamo
- 1 cdta de bicarbonato
- Sal






PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 º.

Calentamos el agua con una pizca de sal y el aceite sin dejar que hierva.


Por otro lado, trituramos los copos de avena, los mezclamos con la harina de trigo sarraceno y el bicarbonato. Añadimos el agua caliente y amasamos.

Incorporamos a la masa las cucharadas colmadas de semillas de sésamo, girasol y calabaza.

Por último, la extendemos sobre papel vegetal hasta que quede muy fina y la colocamos en la bandeja de horno. La cortamos en trozos, horneamos durante unos 25' y...¡listo!



Cuando aparece una intolerancia o una alergia

     Y de repente, aparece una erupción, picor, hinchazón, dolor, ardor de estómago... síntomas de que algo no va bien en nuestro organismo y acudimos a la consulta de un médico quien tras una exploración, pruebas y demás nos habla de intolerancia alimentaria o en casos más graves, de alergias.

     El mundo se torna diferente cuando ya no puedes comer eso pastelitos que tanto te gustaban o esa maravillosa empanada que estás acostumbrado a cocinar del modo tradicional, menos aún acudir a cualquier restaurante o bar y que en él se sirvan menús libres de estos alérgenos. Y llega el momento de decidir: "me cambio de médico y busco otro modo de enfocar la sintomatología" (como pastillas para la lactosa, medicina alternativa, etc.) o "acepto que mi cuerpo rechaza estos alimentos por algún motivo y aprendo a vivir con ello".

     El problema que tenga la persona afectada deja de ser "su problema" para convertirse en el problema de todos los que comparten la mesa con ella. Si comemos con ella en casa debemos tener cuidado de no mezclar en su comida los alimentos que su cuerpo rechaza. En ese momento nos planteamos si prepararle una comida diferente o adaptarnos a comer todos del mismo modo para que no haya transferencias. En el caso de que comamos fuera de casa, hay que buscar restaurantes en los que las cocinas estén preparadas para ello, que tengan  suficiente espacio para que alimentos como la harina no "vuele" de un lugar a otro; o bien aquellos en los que se decanten por preparar comida sin ellos, ya que el resto de las personas podemos adaptarnos a hacer una comida diferente sin ningún problema.

     En nuestro caso comenzamos haciendo dos comidas diferentes pero rápidamente comprendimos que generaba el doble de trabajo y la incomodidad de ver a diario un miembro de nuestra familia comiendo algo diferente a los demás, por lo que pasados pocos meses comenzamos a elaborar comidas "sin" probando a jugar a mezclar los nuevos alimentos con los que ya conocíamos y así surgió la idea de compartirlos con el resto de las personas para que otras personas pudieran utilizar nuestras recetas. Se convirtió en un juego familiar que llega hasta el día de hoy.

     Desde el primer momento, buscamos el asesoramiento de especialiastas como D. Jaime de la Barrera y Dña. Pilar Ruiz Galacho quienes nos ayudaron a ir introduciendo nuevos alimentos para equilibrar nuestra dieta dado que al restar el aporte nutricional de unos se veía necesario sustituirlos por otros desconocidos hasta entonces para nosotros.


     No obstante, cada miembro de nuestra familia es y se siente libre de comer los alimentos prohibidos para la persona afectada y de hecho yo misma aprovecho para comerlos de vez en cuando ya que pienso que todo es necesario en nuestro cuerpo en su justa medida y que lo que es saludable para unos, no tiene por qué ser saludable para otros. Cada persona debe aprender a escuchar su cuerpo y comer en cada momento aquello que éste le pide, evitando caer en las trampas comerciales, ya que la mayoría de lo que compramos envasado está lleno de edulcorantes, azúcares, grasas, conservantes y otros; que no ayudan a nuestro organismo y que en muchos casos incluso crea adicción. De todos es bien sabida la adicción al chocolate, el café, los pastelitos y un largo etcétera.

     Comer de este modo no nos garantiza la salud, de hecho el ser humano es mucho más complejo y existen otros factores como la genética y las propias emociones de cada persona que influyen en nuestro estado de salud general, pero entre elegir comer aquello que ya está demostrado que daña nuestra salud (grasas, colorantes, consevantes, azúcar en exceso, etc) y comer elaborando todos y cada uno de nuestros platos sin usar productos envasados como latas, bollería, precocinados...¿cuál es la mejor elección?  Nosotros lo tenemos claro aunque vuelvo a incidir en que la única persona que cumple a rajatabla la dieta es la persona enferma y el resto ocasionalmente nos permitimos hacerlo.

¿Por qué nos decidimos a cambiar nuestra dieta?